¡Feliz Pascua de Resurrección!

Resucitó
(fragmento)

La mañana del domingo el Padre
engendró la Palabra que abrió
toda realidad a la esperanza infinita.

(Benjamín G. Buelta sj)

"Su resurrección no es algo del pasado, entraña una fuerza de vida que ha penetrado el mundo. Donde parece que todo ha muerto, por todas partes vuelven a aparecer los brotes de la resurrección. Es una fuerza imparable. Verdad que muchas veces parece que Dios no existiera: vemos injusticias, maldades, indiferencias y crueldades que no ceden. Pero también es cierto que en medio de la oscuridad siempre comienza a brotar algo nuevo, que tarde o temprano produce un fruto. En un campo arrasado vuelve a aparecer la vida, tozuda e invencible. Habrá muchas cosas negras, pero el bien siempre tiende a volver a brotar y a difundirse. Cada día en el mundo renace la belleza, que resucita transformada a través de las tormentas de la historia. Los valores tienden siempre a reaparecer de nuevas maneras, y de hecho el ser humano ha renacido muchas veces de lo que parecía irreversible. Ésa es la fuerza de la resurrección". Evangelii Gaudium, 276

Te invitamos a pensar:

¿Qué “cosas”, personas, experiencias te contagian esa vida imparable?

¿Qué te hace salir de la inercia, el sin-sentido?

¿Qué experiencia de un Jesús que te da VIDA tenés? ¿Cómo se siente? ¿Cuándo lo sentís?