Retiros espirituales JM

EL "conocimiento interno de Jesús para más amarlo y seguirlo" que propone San Ignacio, coincide en la espiritualidad de Jesús María en el deseo de interiorizar en los sentimientos, afectos, criterios y actitudes del Corazón de Jesús.

 

DESCUBRIENDO (1er, 2do y 3er grado)

"Descubriendo", palabra clave para una edad maravillosa en donde los niños se dejan sorprender por un Dios que lo habita todo.

En el primer ciclo se busca que "el compartir con sus compañeras y el encontrarse con Jesús" se convierta en el objetivo de un día de reflexión.

La inocencia y la religiosidad propia de esta edad permiten ser terreno fértil para comenzar con las pequeñas, pero profundas, experiencias de encuentro personal con Jesús.

 

MANANTIAL (4to, 5to y 6to grado)

La experiencia de "Manantial" es aprender a gustar, a beber como de una fuente, de los momentos en que Dios habla al corazón.

La alumnas de este ciclo comienzan a descubrir lo bien que hace escuchar la voz de Dios que habla y despierta en el interior de cada una de ellas el deseo de buscarlo siempre.

Bucear en lo profundo del corazón es el objetivo de estos "retiros". Sentir que Dios vive en él y nos quiere hablar a través de su Palabra.

 

ENCUENTRO NAZARETH (Intermedio)

La propuesta para este curso es buscar un espacio de oración y reflexión personal, de amistad y de encuentro familiar para profundizar el diálogo profundo.

 

ENCUENTROS CON CRISTO (1er y 2do año)

Estos encuentros ofrecen la posibilidad de reflexionar sobre la propia historia, los vínculos, la personalidad y la fe. Mirando en especial a Jesús tienen la posibilidad de vivir una experiencia de oración y confrontación de sus propias vidas con distintos personajes del Evangelio que se han encontrado especialmente con el Señor.

 

NAVEGA MAR ADENTRO - RETIRO de CONFIRMACION (3er año)

Esta experiencia tan especial en la vida de las adolescentes se nutre de momentos para la oración con el Evangelio y reflexión sobre la opción y sobre el compromiso personal que están por realizar.

Jesús las invita muy especialmente a "navegar mar adentro" y a preparar con El su corazón para recibir la fuerza del Espíritu Santo, para ser enviadas a ser discípulas y misioneras.

 

RETIROS IGNACIANOS (4to y 5to año)

Estas instancias tienen como objetivo poder "detenerse" y encontrarse cara a cara con el Señor buscando mirar más profundamente el propio corazón desde la mirada de Jesús. Así se experimenta un Dios que ama incondicionalmente, un Dios cercano, Amigo, Salvador, Liberador que viene a dar plenitud y sentido a la propia vida.