Clase conjunta en el laboratorio de ciencias

1° y 3° grado A y B
“Todas las criaturas están conectadas, cada una debe ser valorada con afecto y admiración,  y todos los seres nos necesitamos unos a otros.” Laudato Sí- SS. Francisco

Descubrir el inicio de la vida, es siempre una aventura fascinante, y más aún cuando las chicas 'más grande' acompañan y ayudan.

La aventura comenzó en el Laboratorio de Ciencias Naturales para las alumnas de Primero y Tercero A y B, el viernes 8 de abril. Allí entre frascos de vidrio, papel secante, algodón, macetas, tierra y las infaltables semillas, verdaderas custodias de la vida, dieron inicio al proceso de germinación.

Las chicas de Tercero proveyeron a sus compañeras más pequeñas de los materiales necesarios, ya en las mesas de trabajo, se formaron grupos mixtos y procedieron a preparar los frascos germinadores y también la siembra en pequeñas macetas, guiadas por sus maestras, Analía Maidana y Magdalena Tenreyro Anaya, y por la profesora de Laboratorio, Damasia Tormey.

El trabajo continúa, porque ahora hay que observar y registrar el proceso de nacimiento y crecimiento de un ser vivo del reino vegetal. 

Los preparados se ubicaron en las clases y las integrantes de los diferentes grupos los 'visitan' periódicamente, tal como ocurrió a la semana siguiente.

Fotos: Teresa Cornejo y María Cielo Melgarejo